Talca

Cierran Cementerio Municipal de Talca por la pandemia

Vistos

En los camposantos particulares han adoptado medidas de restricción para evitar aglomeraciones y no descartan implementar en los próximos días la prohibición de ingreso de visitantes

Desde este domingo y hasta nuevo aviso el Cementerio Municipal de esta ciudad cerró sus puertas y solo permite la entrada de personas para la realización de servicios funerarios y para un número reducido de familiares.

“Como la situación ha cambiado, hay mayores contagios y hay instrucción de que todos los lugares de aglomeración se cerraran y el alcalde también tomó la medida, nosotros hemos decidido cerrar el cementerio y atender servicios funerarios y trámites asociados”, informó el jefe administrativo del camposanto, Jaime González.

Para las sepulturas solo se permite la entrada de no más de 20 personas por cortejo. De igual manera, por seguridad de los funcionarios, ellos una vez que sepultan el cuerpo se apartan del terreno inmediatamente para dejar a la familia terminar la ceremonia.

MEDIDAS PREVIAS

Antes del cierre definitivo de las puertas al público en general, la administración había aplicado restricciones para evitar aglomeraciones y eventuales contagios; así como otras decisiones asociadas a la seguridad de los trabajadores.

Sobre esas condiciones, la primera restricción que adoptaron fue controlar el número de personas que entraban al camposanto y abrir al público hasta las 14.00 horas para dedicarse después solo al trabajo administrativo y funerales.

En cuanto al personal, actualmente está laborando solo la mitad. Vale recordar que por decreto alcaldicio, las mujeres mayores de 60 años, embarazadas, hombres mayores de 65 años y enfermos crónicos que sean funcionarios municipales por ser población de riesgo dejaron de trabajar.

EFECTOS

El cierre del Cementerio Municipal perjudica económicamente a las floristas que trabajan en la entrada del camposanto. La disminución del público durante la semana pasada mermó notablemente las ventas y con el cierre definitivo dieron por perdida la inversión.

Ante esas circunstancias, algunas vendedoras como Cecilia Ibanache ofrecieron las flores para regalar.

Por otro lado, las personas que se dedican de forma particular a la limpieza de tumbas reconocieron que, si bien comprenden que el cierre del cementerio es una forma de prevenir contagios, sienten preocupación porque durante al menos dos semanas no recibirán su único ingreso económico.

“Nosotros tenemos bien claro que por el Coronavirus no podemos trabajar, pero ojalá nos ayuden en algo”, dijo Aydeé Parada, una de las trabajadoras.

CAMPOSANTOS PARTICULARES

En los cementerios particulares, las administraciones hasta ayer todavía no decidían el cierre definitivo, pero sí habían aplicado algunas limitaciones.

En el Parque Las Rosas, al norte de la ciudad, el horario de funcionamiento se mantenía desde las 08.00 y hasta las 18.00 horas.

Para los actos fúnebres pedían a las familias entrar no más de 20 personas, pero esta determinación -aun cuando se trata de una medida preventiva por la pandemia- ha generado al menos un altercado con parientes que se niegan a acatarla.

El administrador del recinto, Claudio Vergara, afirmó que no descartan cerrar las puertas al público y solo permitir la entrada para los entierros.
En el Parque del Maule, para las sepulturas la administración hasta ayer recomendaba hacerlo en grupos de entre 30 y 40 personas por servicio, las visitas estaban realizándose sin limitaciones y en el horario habitual (08.30 a 18.00 horas).

MAYORÍA DE ADULTOS MAYORES

Aun cuando los últimos días bajaron considerablemente las visitas a los cementerios, las personas de la tercera de edad -identificadas por los expertos como la población de alto riesgo ante la infección del Coronavirus- conformaban hasta ayer el grupo mayoritario de público.

En el Cementerio Municipal, la administración hizo un catastro y el grueso de los visitantes durante los últimos días eran adultos mayores.

Lo mismo refirió el encargado del Parque Las Rosas, donde hasta ayer solo asistía un 20% del público habitual.

Fuente: Diario El Centro

Primera Fuente