NacionalPolítica

Presidente de Argentina se reunió con líderes de la oposición chilena. “Hay que zanjar diferencias para recuperar el poder”

Vistos

El Presidente de Argentina, Alberto Fernández, se reunió virtualmente con varias figuras de la oposición chilena. El motivo del llamado del militante del kirchnerista Frente Para La Victoria es zanjar las diferencias que tienen actualmente a la centro-izquierda en la lona, de cara a las Elecciones Presidenciales del 2021.

La Videoconferencia fue una idea del líder del progresismo, Marco Enriquez-Ominami, y se encuadra dentro del satélite del “Grupo de Puebla“, el foro político de líderes políticos de izquierda, creado para contraarrestar el embate del “Grupo de Lima”, que lo conforman los presidentes derechistas de Latinoamérica.

A la reunión virtual asistieron diferentes políticos desde el “ala progresista” de la Democracia Cristiana, hasta el Partido Humanista, pasando por el Socialismo, Progresismo, Radicalismo, Comunismo, Regionalismo, y lo que queda del Frente Amplio.

“Lo que nos ha pasado es que nuestras diferencias, nuestras divisiones, han permitido la llegada al poder de sectores conservadores, y los que pagaron las políticas conservadoras, han sido los sectores más pobres de América Latina. Y es lo que nosotros no debemos permitir que vuelva a ocurrir, ese es el esfuerzo”, dijo Fernández a los políticos chilenos.

“Deberíamos unirnos para que nunca más gobiernen los que gobiernan contra la gente. Lo que yo estoy viendo ahora en Chile me pone muy contento. Ver a los amigos democratacristianos, a los amigos del socialismo, del comunismo. Eso es lo que le hace falta a Chile, que vuelvan a unirse, que zanjen diferencias y otra vez recuperen el poder en favor de los chilenos”

Fernández se refirió a la crisis por el coronavirus y llamó a “para promover el debate, unir las piezas desordenadas y poder transformar el mundo, ya que los sectores pobres pagan las políticas conservadoras”.

“La pandemia nos da una gran oportunidad de cambio. La pandemia dejó al descubierto una debilidad del capitalismo tal como lo hemos conocido los últimos años. Este capitalismo especulativo, que solo piensa en la ventaja rápida y en la especulación financiera. ¿En qué se convirtió? Empresas que valían fortunas, de la noche a la mañana pasaron a valer nada”

Entre Algunos de los Asistentes se puede destacar a Laura Albornoz, Francisco Huenchumilla y Yasna Provoste, de la facción izquierdista de la DC. Guido Girardi del PPD, los socialistas Carlos Montes, José Miguel Insulza y Maya Fernández; los radicales Jose Antonio Gomez, Alejandro Guillier y Marcela Hernando, las comunistas Camila Vallejo y Karol Cariola; Jaime Mulet y Alejandra Sepúlveda representando al Regionalismo, el senador del PRO Alejandro Navarro, la presidenta del PH Catalina Valenzuela, y los representantes del Frente Amplio Claudia Mix  y Gael Yeomans. Tambien asistieron los parlamentarios del Distrito Curicó-Talca, Alvaro Elizalde (PS) y Alexis Sepulveda (PR).

FACCIÓN DERECHISTA DE LA DC PONE EL GRITO EN EL CIELO

La Videoconferencia generó reacciones negativas en el ala conservadora de la Democracia Cristiana. En una Carta titulada “No contaminar la relación de Argentina y Chile”, un grupo de políticos encabezados por las ex ministras Mariana Aylwin y Soledad Alvear, repudiaron enérgicamente la reunión donde participaron militantes de la “Falange”

“Rechazamos que en la reunión sostenida por el presidente de Argentina, Alberto Fernández con dirigentes chilenos de la oposición que, en el marco del Grupo de Puebla, se hayan tratado asuntos propios de la política interna, ello dificulta las buenas relaciones entre países hermanos y demuestra que los principios de colaboración, integración y solidaridad que se expresan en las declaraciones del Grupo de Puebla, sólo rigen para ‘unir las piezas desordenadas’ de los sectores vinculados a un sector político, en momentos en que la humanidad requiere unidad para enfrentar la más grave crisis humanitaria, económica y social de las últimas décadas”.

“resulta desconcertante ver a políticos de trayectoria democrática participando en una reunión que dificulta las posibilidades de llevar a cabo el necesario diálogo interno para abordar el sufrimiento que el Covid-19 y sus efectos está significando para millones de compatriotas. Es una actitud que se aparta de la tradición de responsabilidad política de la centro izquierda democrática y de su distancia de los populismos que se manifiestan en la región”

Primera Fuente