Nacional

Botillerías piden poder funcionar en cuarentena, pero el Minsal dice que no son de primera necesidad

Vistos

Son más de 300 botillerías las que hoy se encuentran cerradas sólo en la comuna de Santiago por la cuarentena, ya que no cumplen con los requisitos para poder funcionar en la modalidad de “almacén de barrio”, según las excepciones que establece el instructivo del gobierno para enfrentar la crisis del nuevo coronavirus.

Marcial Pérez, presidente de la Asociación Gremial de Dueños de Botillerías de Chile (Agbotch), expuso la problemática que se les presenta, ya que, al igual que todos los comerciantes, dependen del ingreso diario que generan las ventas en sus negocios que, al no poder funcionar, son iguales a cero.

Debido a esto, el gremio apeló nuevamente ante la autoridad municipal. El alcalde de Santiago insistió en plantear que “no es un tema de un alcalde de una comuna o de la otra, esto es un decreto de la autoridad sanitaria“.

La autoridad municipal también detalló cuáles son los locales que sí pueden funcionar: “Los almacenes de barrio con patentes de alcohol sí pueden abrir. Aquellas botillerías que sólo tienen la función de expendio de bebidas alcohólicas son los que no pueden abrir. Minimercados que tienen las dos patentes y son atendidos por sus dueños, también pueden abrir”.

Ante esto, los dueños de botillerías argumentan que la medida los discrimina, porque presentan condiciones y permisos legales que les podrían permitir funcionar. “No existe un decreto o una orden explícita que estableciera el cierre de las botillerías o que no podrían funcionar. Aquí esto comenzó como algo más instruido por los alcaldes”, denuncia Ricardo Michaud, abogado y vocero del gremio.

Junto con entregar este antecedente, asegura que “todas las botillerías, además de la patente de expendio de bebidas alcohólicas, tienen también patente comercial, por lo que pueden vender desde confites hasta a abarrotes, no solamente se vende alcohol”.

Más allá de las controversias, quien está a cargo de esta reglamentación especial a causa de la pandemia es el Ministerio de Salud, entidad que no se refirió al tema. El Minsal está al tanto de lo que ocurre con el rubro de las botillerías, pero en término de criterio, los expendios de bebidas alcohólicas no encajan como locales que comercializan insumos de primera necesidad.

Pese a esto, desde el gremio de botillerías aseguran que ya están en conversaciones con el Ministerio de Economía para poder elaborar algún plan que los pueda ayudar a volver a funcionar. Por otra parte, también tienen la intención de mediar con la autoridad sanitaria para poder establecer condiciones que les permita atender en zonas de cuarentena.

Primera Fuente