Policial

Informe de la PDI sobre la madre de Ámbar no descarta que haya sido “testigo presencial, cómplice o encubridora”

Vistos

Denise Llanos Lazcano, madre de Ámbar, fue quien delató ante la PDI el asesinato de su hija por parte de quien fuera su pareja hasta ese momento, Hugo Bustamante. Su rol en la investigación es de testigo por haber inculpado, hasta ahora, al único imputado.

24 Horas accedió a varios registros inéditos, entre ellos, su declaración ante la Policía de Investigaciones de Villa Alemana. Ahí relató que es pareja de Bustamante por más de un año y que “tenía conocimiento que él había sido condenado por un homicidio, pero eso nunca me importó”.

Pese a lo anterior, la mujer reconoció que su hija siempre demostró rechazo hacia su persona y mucha desconfianza ya que decía que era “un delincuente”.

Los vecinos también sospechaban del individuo. Tres días después de la desaparición de la adolescente, el 1 de agosto, la madre de Ámbar llegó hasta una unidad policial en Villa Alemana donde dio su primera declaración:

“Todos los meses, Ámbar iba a mi domicilio a solicitar el dinero donde llegaba y me decía ‘ya po, vengo a buscar mi plata, pásame la plata’. Su forma era medio prepotente en pedirme las cosas. Respecto a la relación de Ámbar con Hugo, sólo era el saludo porque en un principio Ámbar dijo que no quería que estuviese conmigo ya que sabía sus antecedentes”, contó.

También relató que el 29 de julio, Ámbar llegó temprano a la casa que su madre compartía con Bustamante: “Ámbar llegó alrededor de las 9 de la mañana ingresando al domicilio donde conversamos entre 5 a 10 minutos y le pasé por mano $130 mil. Se retiró del domicilio a eso de las 9:15 horas. Debo hacer presente que Hugo en todo momento se encontraba en la pieza, desde donde sólo saludó a Ámbar”.

VECINA DE BUSTAMANTE QUE CONVERSÓ CON DENISE DURANTE LA BÚSQUEDA: “ELLA NO TENÍA UNA GOTA DE PREOCUPACIÓN”

Para Patricio Olivares, abogado querellante, no cabe ninguna duda que “esta persona tuvo los medios y mecanismos que le permitieron en su momento denunciar, que le permitieron avisar”.

Carolina Mesina es vecina de Bustamante y decidió grabar una conversación con Denise donde se hizo pasar por una compañera de curso y respecto a la cual recuerda que “todo fue extraño. Ella no tenía una gota de preocupación (…) Ella estaba nerviosa. Si tú te fijas en el audio, sale la pareja atrás diciéndole lo que tenía que responder”. La conversación fue el 30 de julio, un día después del crimen.

También 24 horas coversó con otra testigo clave, quien sostuvo que “ese día entre las 11 y las 2 de la mañana, por lo menos con mi esposo cuando nos fuimos a acostar se escuchaba un ruido, que lo escuchamos los dos (…) Nunca nos imaginamos la situación”.

El 6 de agosto, Denise Llanos y Hugo Bustamante fueron ubicados por la PDI en el sector Lliu-Lliu de Limache. Ese día, Denise dio su segundo testimonio a la PDI. En la declaración, asegura que Bustamante asesinó a su hija en un momento que ella no se encontraba en la casa.

“La Ámbar después que tú saliste volvió a buscar su teléfono, instante en que ambos se encontraban dentro del inmueble. Ella se había puesto agresiva y comenzaron a discutir, instante en que procedió a pescarla, le puso algo en su boca y la esposó, para seguidamente violarla”, contó la mujer.

DENISE TRAS ACUSAR A BUSTAMANTE EN LA PDI: “SI YO HABLABA SOBRE EL HECHO ME MATARÍA A MÍ, A MI HIJO Y A MIS PADRES”

La versión de que la madre no estaba en la casa es puesta en duda por Maritza García, la mujer con la que Ámbar vivió sus últimos días. La hermana del imputado también ratificó que la relación de Ámbar con Bustamante era distante: “Ella no ingresaba al inmueble teniendo contacto sólo con su madre desde el portón, siendo bastante distante con Hugo”.

Denise aseguró que el día siguiente al crimen, su pareja le confesó todo: “Después de haberme confesado lo anterior, me amenazó diciéndome que debía seguirlo donde él fuera. Que debíamos salir de este lugar, permanecer escondidos y que si yo hablaba sobre el hecho me mataría a mí, a mi hijo y a mis padres”.

Con estos antecedentes, el resultado de la investigación criminalística de la PDI es clara respecto a la participación que podría tener la madre de Ámbar en el crimen: “Se considera evidentemente extraño y dudoso que no haya tenido conocimiento de las intenciones de Bustamante Pérez o que no pudiese haber sido testigo presencial de los hechos”.

La PDI abre la posibilidad de que ella haya estado en el lugar en el momento del crimen, en base a su versión de que el celular de Ámbar se hubiese quedado en la casa de Bustamante: “Inmediatamente hubiese regresado al inmueble del imputado a recuperar el aparato (celular), lo que da cabida a que Llanos Lazcano pudiese haber sido testigo presencial o cómplice o encubridora de lo sucedido”.

Port último, ese mismo día Llanos se fue con su hijo al departamento que tiene en Limache. Esa acción concluyó en lo siguiente para la PDI: “Se deduce sería para permitirle a Hugo en solitario efectuar las acciones realizadas con el cadáver de la víctima. De lo anterior, se logró detectar un comportamiento planificado y alineado por parte de Denise en cuanto a los actos realizados y por realizar del imputado”.

Fuente: 24Horas.cl


Primera Fuente