Salud

¿En qué consiste la mamografía?

Vistos

La mamografía es un examen que utiliza rayos X para evaluar las mamas y es la primera técnica de elección para detectar el cáncer de mama.

En el estudio rutinario de mama se realizan en total cuatro proyecciones: craneocaudales y oblicuas de cada mama. En ocasiones también es necesario realizar proyecciones complementarias, lo cual no implica que tengas una lesión sospechosa. Para las pacientes portadoras de implantes se obtienen proyecciones adicionales que permiten una mejor evaluación del tejido mamario.

La mamografía no es un examen doloroso, sin embargo, algunas pacientes refieren cierto grado de molestias determinado por la compresión. Esto depende, entre otros factores, de la anatomía de la mama y de la sensibilidad de cada paciente. De cualquier forma esta compresión no genera daño a los tejidos.

El nivel de radiación recibido por la mama durante estos exámenes es escaso y por lo tanto su riesgo es muy bajo. Respecto a la tiroides, la dosis de radiación recibida es insignificante y la utilización de protector tiroídeo puede determinar un incorrecto posicionamiento y la necesidad de repetir proyecciones, por lo cual no se recomienda su utilización.

Una vez finalizado el estudio deberá esperar a que el médico radiologo o tecnóloga revise las imágenes para evaluar si es necesario adquirir algo más.

Recomendaciones

La principal contraindicación para realizar la mamografía es el riesgo de embarazo, a menos que existan importantes motivos clínicos para su realización.

Se recomienda no hacerse la mamografía la semana previa a su menstruación, ya que las mamas suelen estar más sensibles. De todas formas el momento del ciclo en que se realice el examen no influye en la calidad de la imagen ni en su capacidad diagnóstica.

El día de la mamografía no se ponga desodorante en crema ni talco en la zona de las mamas y axila. Estos productos pueden aparecer en la mamografía y generar falsas imágenes.

Es muy importante que lleve sus estudios anteriores de mama, si es que fueron realizados en otro centro y la orden médica del examen.

Se recomienda realizar este examen anualmente, a no ser que su médico indique otra cosa.

No olvide retirar el resultado de su estudio y/o contactarse con su médico tratante para su evaluación.

Una vez finalizado el examen puede hacer vida normal, ya que este estudio no requiere cuidados posteriores.

Fuente: Clínica Las Condes

Primera Fuente