Nacional

Los correos que demuestran que el sistema Epivigila falló desde un inicio

Vistos

Una serie de correos electrónicos enviados desde el pasado mes de marzo en adelante, entre funcionarios del Ministerio de Salud, demuestran de forma clara que el sistema Epivigila, desde su implementación, mantuvo errores graves de funcionamiento.

Los principales problemas habrían estado en el “software de monitoreo de registros de enfermedades infecciosas”, el que no habría permitido mantener un catastro claro de los infectados por covid-19.

Incluso se puede establecer que el martes 24 de marzo reconocían que llevaban 48 horas sin poder bajar los datos de la plataforma.

Según los mismos correos, el miércoles 25 de marzo ya se habla de la necesidad de cursar sanciones al proveedor de la tecnología, que es la Universidad de Valparaíso, situación que estuvo en conocimiento de las principales autoridades del Ministerio de Salud (Minsal), incluido Jaime Mañalich y Paula Daza.

En tanto, los funcionarios del Departamento de Epidemiología de la División de Planificación Sanitaria de la Subsecretaría de Salud Pública que habían detectado que el software “Reveno-EPIVIGILA” no cumplía con lo establecido en el convenio firmado durante el mes de agosto de 2019, ya que no dejaba tener un monitoreo continuo del avance de la pandemia en Chile. Los correos los revela la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío.

Detalles

El martes 24 de marzo el país registró 922 casos positivos de Covid-19. De estos, 176 eran casos nuevos. La pandemia aún tenía más preguntas que respuestas, pero estas últimas tampoco fueron resueltas por las autoridades del Ministerio de Salud (Minsal), quienes seguían buscando la fórmula de establecer un mecanismo para contabilizar los casos positivos de coronavirus.

En aquel periodo, el Presidente Sebastián Piñera sostenía en entrevistas con medios de comunicación que nuestro país estaba “mejor preparado” que Italia, una nación fuertemente golpeada por el virus. Pero la verdad es que -aparentemente- todo fue avanzando de forma improvisada. Uno de ellos fue el sistema Epivigila, que si bien no fue creado para la contingencia de la Covid-19, no estaba funcionando como se había comprometido.

En los correos electrónicos a los que accedió la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío, es posible advertir que desde el 6 de marzo el sistema de conteo de casos de Covid-19 vía Epivigila presentaba fallas. Prueba de ello es un mensaje enviado el 24 de marzo por Johanna Acevedo, ex jefa del Departamento de Epidemiología del Minsal, al entonces ministro Mañalich, en el que le advierte de los problemas del sistema Epivigila.

“Estimado ministro: Frente a la contingencia que tenemos por CORONAVIRUS, necesito que TICs comprenda la prioridad y urgencia de este proyecto (Epivigila)”, escribió. A renglón seguido, Acevedo empezó a detallar los problemas detectados a esa altura: “La plataforma NO está en alta disponibilidad (Tiene parámetros restrictivos), según lo solicitamos hace meses, lo que incide en intermitencias del sistema o se queda pegada cuando hay muchos usuarios al mismo tiempo o que no se guarden correctamente las notificaciones. Ayer de hecho estuvo caída 2 horas continuas en la mañana”,

También hizo hincapié en que había restricciones para la descarga de la información, dando cuenta que a la fecha de envío del correo llevaba “48 hrs sin poder descargar la base de datos”. A esto se suma que advirtió que la “plataforma Ministerial de correos también ha fallado, lo que incide en los correos de alerta frente a nuevas notificaciones o que los correos MINSAL no lleguen a los destinatarios”.

Pero eso no es todo. Los fallos advertidos por Acevedo fueron reconocidos por el Minsal. Carmen Gloria Chacana, quien en ese entonces fungía como jefa del departamento de Tecnologías de la Información y Comunicación, respondió a los cuestionamientos de Acevedo. En el correo de respuesta la funcionaria del Minsal le cuenta que “los problemas presentados por el sistema tienen una única causa: problemas en el código del Software”. Y agregó que “estos antecedentes han sido reportados oportunamente al equipo del Departamento de Epidemiología y al Proveedor. Evidencia de esto es que desde el 6 de marzo tenemos el siguiente historial de cambios de versión que el proveedor ha debido corregir”, replicó.

Primera Fuente