Regional

Seremi de Salud realizó prevención de hanta a viajeros regionales

Vistos

Equipos de la Seremi de Salud llegaron hasta el Terminal de Talca para educar a la comunidad sobre la prevención del virus hanta.

Este año ha estado marcado por la pandemia del Covid-19, sin embargo, y como cada temporada, la presencia y probabilidad de contagios de hanta aumenta en la región.

Por este motivo la seremi de Salud Marlenne Durán junto al equipo de Salud Ocupacional y la Cuadrilla Sanitaria, llegaron hasta el Terminal de Talca, donde se entregó información a los viajeros sobre la enfermedad transmitida por el ratón de cola larga.

La autoridad sanitaria señaló que “estamos realizando esta actividad porque sabemos que los casos de hanta aumentan en esta época y, además, esta vez tenemos la particularidad de que está presente la pandemia del covid-19, la que tiene síntomas muy similares con este virus. Por lo tanto, el llamado es a consultar inmediatamente en el centro de salud más cercano si se presentan los síntomas, y tener siempre presente informar si se ha estado en sectores precordilleranos en las dos últimas semanas, donde se haya podido estar expuesto al virus hanta”.

Cabe señalar que a nivel país durante el 2019, se confirmaron 70 casos de hantavirus y, a nivel regional, hubo15 casos de hantavirus con 5 fallecidos. En lo que va de 2020, hay 26 casos en Chile y 3 en el Maule.

Para evitar contraer el virus, se recomienda tener precaución al viajar al campo y zonas precordilleranas, realizar el manejo de la basura, evitar que haya maleza afuera de las casas y saber reconocer los síntomas de gravedad de esta enfermedad, que se asimilan a las del coronavirus, entre otros.

Además, se recomiendan las siguientes medidas de prevención a la comunidad:

Mantener despejado, limpio y libre de elementos que sirvan de alimento o refugio para los roedores alrededor de las viviendas y edificaciones
Sellar las posibles vías de ingreso de roedores a las construcciones.
Las leñeras, acúmulos de paja u otros materiales deben mantenerse a lo menos a 30 metros de las viviendas y sobre tarimas de 20 cm. de alto.
Todas las edificaciones en áreas de riesgo deben reducir la posibilidad de ingreso de roedores y contar con sistemas que faciliten su ventilación permanente.
Los granos, así como el alimento para animales, deben ser dispuestos en envases herméticos y resistentes a roedores.
Antes de ingresar a bodegas, éstas se deben ventilar a lo menos 30 minutos, abriendo puertas y ventanas.
Mantener la basura doméstica en recipientes cerrados resistentes a roedores. Si no existe recolección domiciliaria, las basuras deben ser enterradas diariamente, en lugares alejados de la vivienda y cubiertas con a lo menos treinta centímetros de tierra.
Después de alimentar a los animales domésticos, guardar la comida fuera del alcance de los roedores, especialmente en la noche.
Evitar dejar al alcance de los roedores envases con agua y mantener protegidas las fuentes de abastecimiento de agua.
Proteger depredadores naturales tales como zorros, quiques, búhos, peucos, cernícalos y culebras.
Primera Fuente