En su segundo partido oficial con la camiseta River Plate, Paulo Díaz vivió su primer Superclásico del fútbol argentino. En el Estadio Monumental, el elenco de Núñez tuvo una tibia igualdad sin goles frente a Boca Juniors por la quinta fecha de la Superliga argentina.

Después de semanas de puesta a punto, Marcelo Gallardo nuevamente optó por colocar al “Bombero” como titular, al igual que la jornada pasada en la derrota frente a Talleres, donde hizo su debut con el elenco millonario.

Haciendo dupla con Lucas Martínez Quarta, el defensor nacional tuvo un activo encuentro, en el que colaboró en el juego asociado de los dirigidos del “Muñeco”. Por su parte, los Xeneizes intentaban neutralizar con pierna fuerte. Es más, Díaz, que jugó todo el cotejo, recibió un duro golpe de Jan Hurtado, que solo fue sancionado con tarjeta amarilla.

La Banda Sangre tuvo mayor profundidad que los visitantes, pues Nicolás de La Cruz e Ignacio Fernández comandaban los hilos de los millonarios, que buscaban a Lucas Pratto y Rafael Santos Borré, quienes no atinaban al arco. En tanto, Boca prefería ceder el balón.

En el complemento, River Plate tomó las riendas de las acciones, pero no hubo profundidad en los ataques. El desgaste físico se hizo sentir y Gustavo Alfaro hizo los cambios pertinentes para inquietar a Franco Armani con Sebastián Villa y Carlos Tevez, que tuvo un claro tiro libre que fue despejado por el guardameta rival.

Con el duelo terminado en empate, la escuadra de Paulo Díaz sumó su octavo punto y se queda en la décima posición del torneo, mientras que Boca Juniors llegó a once unidades y es escolta del líder San Lorenzo.