Era imposible que los hinchas crean que Iquique se lleve puntos del reducto albirrojo, mas alla de los argumentos futbolisticos, mas alla de que todos incluso los que pelean abajo sean rivales de respeto. El hecho de que tras renunciar a Curicó Unido en medio del desprecio de la hinchada y prensa, y su corto pero exitoso paso por Grecia, el DT Jaime Vera haya decidido volver al banco celeste, daban lugar a un clima de absoluta hostilidad sobre el plantel nortino y principalmente del ex internacional con la Roja.

La imagen puede contener: 1 persona, exterior

El duelo entre curicanos e iquiqueños, bajo un enrarecido ambiente en La Granja, parecia mas facil que el partido anterior con Audax, donde los de Giovagnoli tuvieron un partido sensacional aunque por pequeños errores atrás le regalaron un injusto empate a los verdes, y que poco se iba a corregir, ese agujero pequeño, como un hoyo en un calcetín, con el inicio del cotejo se ha ido creciendo mas. Los jugadores albirrojos pasaron a ser un festival de errores, y los dragones aprovecharon y tomaron el control absoluto de las acciones de principio a fin. Fue asi como llegamos al primer gol iquiqueño, una fotocopia del segundo gol de Audax, Fuentes se proyecta con un centro que captura Salinas, ambos sin nadie que lo marque a menos de 5 metros de distancia.

Opazo no aprendió la lección, jugó peor que la semana pasada, y esa malaria se la contagió al resto de la última linea, sumado a un mediocampo curicano fuertemente sobrepasado por los experimentados Iturra y Miño. La falta de ritmo se notó en Cisternas, mientras que Bustamante mas que aporte fue un estorbo para las intenciones curicanas, incluso los de arriba perdian pelotas de manera absurda, simplemente todos jugando asquerosamente horrible, incluyendo los que casi nunca fallan como Bechtholdt y Cavalleri.

La imagen puede contener: 2 personas, estadio y exterior

En el complemento, Giovagnoli buscó levantar a los curicanos con el ingreso de Jaime y Cortés (a pesar de que éste último no estaba al 100% tras su lesión) y la revulsividad de ambos despertó a los albirrojos, García y Vera tuvieron buenas chances de empatar, y cuando parecia que se venia la remontada, Cavalleri se deja perder boludamente la pelota ante la arremetida de Fuentes y el juvenil iquiqueño encontró nuevamente solo a Oscar Salinas, acostumbrado a arruinarle la existencia a los albirrojos desde sus tiempos en Iberia el 2016, 2-0.

Los albirrojos recien a los 70 marcaron el descuento con un centro de Vera que encuentra Jaime, pero fue solo un espejismo, Jaime Vera replegó sus lineas y anularon a un Curico fuera de si y atontado por sus propios errores. Triunfo táctico del DT celeste, que se retiró ante el efusivo abucheo empalabrotado de una emputecida hinchada local. Giovagnoli y sus hombres tambien fueron pifiados por los mas de 3000 curicanos que se sintieron humillados ante el patético espectáculo dado por los bandasangre.

La imagen puede contener: 1 persona, practicando un deporte y exterior

En conferencia, Dalcio no ocultaba su decepción con la actitud de sus dirigidos, mientras que el presidente Fredy Palma hervía de rabia por perder así con, según él, un rival “mediocre”. Los jugadores, avergonzados, no emitieron declaraciones a la prensa.

Ajenos al morbo, los iquiqueños saboreaban un buen y merecido triunfo que los aleja de la zona roja, mientras que los curicanos se alejan de la lucha por el “Chile 8”, de cara al doble receso de septiembre. Entremedio, en 2 semanas, visitan Las Higueras.

La imagen puede contener: exterior