Johnny Herrera se va oficialmente de la U. El arquero selló este martes su partida de los azules y se fue disparando con todo.

En su adiós al CDA, el meta señaló que “me voy tranquilo. Obviamente me enteré por la prensa, pero ya está digerido y la vida continúa. Yo quiero seguir jugando, me encuentro con las capacidades para seguir y a partir de mañana empezará el buscar equipo”.

Además, Herrera explicó que su salida fue una decisión que tomó el propio Hernán Caputto. “No hay opciones de quedarse, porque el técnico decidió no contar conmigo. Es respetable y, ante cualquier decisión, siempre he respetado, porque el técnico tiene la última palabra. Se asume con grandeza y me voy feliz porque terminé jugando, nunca me pesó la camiseta, porque pude haber jugado mal o bien, pero nunca me cagué dentro de la cancha y buscaré mi norte en otro club”.

En esa misma línea, Johnny le deseó lo mejor al DT azul. “Optó por no contar conmigo la próxima temporada y nada, desearle éxito nomás. Todo el mundo sabe que no solo es el equipo de mi vida sino también de mi hijo y mi familia, por tanto, siempre le voy a desear lo mejor. Más allá de quién esté al mando, tanto en lo diligencia como en lo deportivo”.

“Más allá de tener diferencias radicales, hoy por hoy están ellos a cargo y será. Me voy tranquilo. Todos saben que me querían echar hace mucho rato. Casi que estaba fuera y, en el periodo de crisis más grande del club, tuve que volver a jugar y lo hice con la entereza que lo he hecho siempre y con toda la personalidad. Eso nos ayudo a salir de la zona de descenso y meternos en una semifinal”, sentenció.

Finalmente y casi al borde de las lágrimas, Herrera dejó una frase que ilusiona a la hinchada. “Hoy me voy, pero sé que la vida da muchas vueltas”.