Internacional

Francia también reportó casos de niños con una grave enfermedad que podría estar vinculada al coronavirus.

Vistos

coronavirus

Se registró un aumento de hospitalizaciones de menores con síntomas “digestivos, respiratorios o infecciosos”, además de “una afección cardíaca”. Sospechan de que la COVID-19 puede desencadenar la misma respuesta inflamatoria que la que otros virus provocan en el síndrome de Kawasaki.

El Gobierno de Francia reportó más de 10 casos con inflamaciones cardíacas en relación con la alerta emitida en la víspera por el Reino Unido, que advirtió por una nueva enfermedad infantil que podría estar vinculada al coronavirus. Extraoficialmente, también se han presentado casos similares en países como Estados Unidos, España y Bélgica.

El ministro de Salud galo, Olivier Véran, indicó que el vínculo con la COVID-19 todavía no ha sido establecido, pero que están tomando los casos “muy seriamente”.

Se trata de niños o adolescentes que acuden al hospital con síntomas “digestivos, respiratorios o infecciosos”además de “una afección cardíaca”, explicó a la AFP el doctor Damien Bonnet, jefe del servicio de cardiología pediátrica del hospital infantil Necker de París. En algunos de estos casos, los pacientes dieron positivo a la prueba diagnóstica de la COVID-19.

“El conjunto de pediatras y médicos de cuidados intensivos (en Europa) trabajan juntos para determinar si es o no pertinente relacionar a la COVID-19” con este cuadro clínico, declaró Véran, y afirmó que se están tomando estos casos “muy en serio”. Su homólogo británico, Matt Hancock, había señalado: “Es algo que nos preocupa”.

En España, la Asociación de Pediatría remitió un comunicado interno a los profesionales para alertar de la aparición de este tipo de casos, si bien precisó que se describieron “muy pocos” en el país, y recordó que en la mayoría de ocasiones los niños sufren formas leves de la COVID-19. En efecto, todos los estudios mostraron hasta ahora que los casos graves de SARS-CoV-2 entre los más pequeños son rarísimos.

Bonnet dio cuenta de una veintena de niños admitidos en los hospitales parisinos con el cuadro clínico anteriormente descrito. “Según mis colegas, hay otros casos” en el país, agrega este médico, subrayando empero que el número es “limitado”. El primero fue admitido en el hospital “hace tres semanas” y el ritmo de ingresos “se aceleró en los últimos 8 días”.

Primera Fuente