Nacional

“Teme que lo saquen a balazos”: Víctimas de violencia rural en Arauco critican “ausencia” de Blumel

Vistos

Siete golpes armados, de violencia extrema, ocurrieron en la provincia de Arauco, tras la llegada del gobernador Óscar Muñoz (UDI) en reemplazo de su antecesora, María Bélgica Tripailaf, el 24 de abril de este año.

Aterrizaje en medio de una pandemia que aún no mostraba todo lo que tenía para Chile y que también trajo a la par la presencia de una nueva jefatura para enfrentar la violencia rural, ya que pocos días después se nombró a Francisco Merino, como coordinador de seguridad para la Macrozona Sur, un extitular regional del Serviu de Bío Bío, que también es blanco de críticas.

Bélgica Tripailaf (UDI) salió en medio del recrudecimiento de los ataques incendiarios, y a bala, en el sur de la región del Bío Bío, con la esperanza para el Gobierno de que con ese cambio de autoridad local, se lograra apaciguar el crispado clima en Arauco.

Sin embargo, eso no ha sido así, y los cuestionamientos han arreciado, no sólo para el nuevo gobernador provincial, a quién aún le dan el espacio para la duda por el poco tiempo en el cargo. No así al Ejecutivo, por su falta de soluciones.

“Las agrupaciones de víctimas ni siquiera han sido recibidas por el nuevo ministro. Nunca ha venido a la zona, ni menos el Presidente y la última vez que quiso entrar un ministro acá, se tuvo que quedar en Concepción, porque las protestas y amenazas no le permitieron entrar, durante el periodo de Chadwick. Blumel no ha venido nunca a Arauco, dice en la tele que viene, pero llega a Concepción y después se va a Temuco”, dijo Solange Etchepare, presidenta de la Agrupación Paz en el Bío Bío, que representa a la víctimas de la violencia en la zona.

“No creo que se atreva, porque tiene miedo que lo saquen a bala”, sostuvo la dirigenta de Arauco.

Sin ir muy atrás en la fecha, este lunes se produjo la quema de dos camiones en Contulmo, como escenario al reclamo de Etchepare, a la cual se sumaron representantes del comercio y camiones, más la presidenta del Consejo Regional del Bío Bío y elegida por Arauco, Flor Weisse (UDI).

Sin ningún efecto

Solange Etchepare explicó que el cambio de un gobernador para la zona es inútil, que ni el intendente y que ni tampoco desde el Gobierno Central han sido capaces de frenar el problema, que según estimaciones de la misma entidad, sumaría en los últimos años alrededor de 14 fallecidos entre La Araucanía y Arauco.

Sobre el desempeño de Francisco Merino, la representante de las víctimas de la zona dijo que “ese cargo se inventó en este Gobierno para que en algún momento se produzca un problema grave de enfrentamiento, porque eso va a pasar, y sacarle responsabilidad política al ministro del Interior y tener un chivo expiatorio a quien cortarle el cuello, como se dice hoy en las calles”.

En tanto, la presidenta del Consejo Regional del Bío Bío, Flor Weisse, también señaló que el cambio de autoridad provincial no se ha notado.

“No tuvo ninguna relevancia el cambio de la gobernadora, porque ha sido al revés. Objetivamente los hechos de violencia, en algunos casos, con sesgo de terrorismo han aumentado. Si el sentido fue disminuir los hechos de violencia y cambiar una gobernadora, no fue adecuado”, dijo Weisse.

 

Añadió que “hoy día con un cambio, la situación no ha mejorado, al contrario, ha empeorado”.

Más allá del gobernador

Por el lado del comercio y los camioneros de la zona, los dardos también se elevan por sobre el gobernador provincial de Arauco y sus tres meses de desempeño en el cargo, desde fines de abril.

Carlos Silva, representante de la Cámara de Comercio de Cañete, incluso defendió al gobernador Muñoz y señaló que ha tratado de relacionarse con el mundo de las Pymes, con todo el paquete de ayuda que ofrece el mismo Ejecutivo.

“A él le gusta trabajar con los gremios”, dijo Silva.

Sobre la violencia rural Silva señaló que “llevamos más de quince años con este problema y no hemos podido resolverlo. Ni los gobierno anteriores, ni la gobernadora que estuvo, ni el actual, que lleva apenas tres meses y no podemos evaluar si no está haciendo bien o mal”.

“Aquí parte del problema está en el nivel central, se colocó a una persona que no está cumpliendo una función clara de lo que debería ser”, cerró Carlos Silva cuestionando también el rol del coordinador de seguridad de la Macrozona Sur, Francisco Merino.

Por su parte, Miguel Jara, dirigente nacional de los camioneros que representa a la provincia del sur de la región, indicó que “si hablas de tres meses atrás, la situación ha recrudecido, está más complicada. No sé lo que pasa y creo que la solución de la problemática ancestral mapuche no es que se nombre a un gobernador o un delegado presidencial nuevo o que el intendente tenga una injerencia superior a lo que ocurre en esta provincia”.

El mismo dirigente explicó que “no es que no se ha notado el nuevo gobernador, lo que ocurre es que las condiciones son súper adversas para cualquiera que llegue a la provincia. Este es un tema central, del Ministerio de Interior”.

Blumel ya tiene muchos problemas para seguir barriendo bajo la alfombra. Tiene que mostrar resultados ahora… y buenos resultados.

Primera Fuente