Internacional

Manifestaciones en Bolivia por el Retiro de los Fondos de Pensiones

Vistos

Bolivianos rompieron este el jueves la prohibición de reuniones masivas para exigir que se autorice el retiro de dinero de los fondos de pensiones privados debido a la crisis económica causada por la prolongada cuarentena por esta pandemia.

En una marcha en la ciudad de Santa Cruz, los manifestantes comentaron “que los cesados de sus fuentes laborales por la cuarentena (…) puedan acceder a la devolución parcial de sus aportes administrados por las AFP (administradoras de fondos de pensiones)”, dijo Benito Justiniano, uno de los líderes de la protesta, al portal del diario El Deber, de Santa Cruz.

La marcha, recorrió la Plaza de Armas de dicha ciudad y sus participantes corearon “cánticos”  y alzaron lienzos y afiches que decían “esto no es político” y “el hambre no perdona”.

Todos los manifestantes llevaban cubierto el rostro con mascarillas, de uso obligatorio en espacios públicos.

Desde hace dos meses, el Congreso Boliviano lanzó dos iniciativas para la devolución parcial y anticipada de esos fondos.

Una de ellas plantea la devolución del 50% de los aportes que gestionan las dos administradoras privadas que operan en el país, y la otra propone una devolución a base de una escala por edades y porcentajes.

Los dos proyectos se hallan todavía en estudio de una Comisión Económica de la Cámara de Diputados.

Los líderes de los manifestantes advirtieron que si su pedido es desoído por las autoridades podrían comenzar a cortar rutas o convocar a una marcha de protesta hacia La Paz, sede de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Los dos fondos de pensiones gestionan los aportes de unos dos millones de trabajadores bolivianos.

En Perú, el Congreso autorizó a fines de abril el retiro de hasta el 25% del dinero de los fondos de pensiones para enfrentar la emergencia.

En tanto, en Chile, en medio de manifestaciones ciudadanas, la Cámara de Diputados aprobó el miércoles el retiro del 10% de estos fondos y ahora el proyecto de ley -resistido por el presidente Sebastián Piñera- será debatido por el Senado, donde la derecha gobernante es minoría.

Primera Fuente