Nacional

Superintendente reconoció problemas de facturación en cuentas de luz durante la pandemia

Vistos

“Hemos visto un incremento muy importante en los reclamos, la personas nos dicen que están recibiendo cuentas más altas”, afirmó Luis Ávila en Cooperativa.

De todos modos, dijo que hay “un gran porcentaje” de casos ya regularizados en el marco de la facturación provisoria aplicada por las compañías durante la pandemia.

El superintendente de Electricidad y Combustibles, Luis Ávila, reconoció que ha habido problemas problemas con la facturación de cuentas de la luz en el país luego de que las compañías retomaran la lectura presencial de los medidores en el marco de la pandemia.

Hemos visto un incremento muy importante en los reclamos por facturación, lo que nos dicen la personas a lo largo del país es que están recibiendo cuentas más altas”, afirmó en conversación con

El superintendente de Electricidad y Combustibles, Luis Ávila, reconoció que ha habido problemas problemas con la facturación de cuentas de la luz en el país luego de que las compañías retomaran la lectura presencial de los medidores en el marco de la pandemia.

Hemos visto un incremento muy importante en los reclamos por facturación, lo que nos dicen la personas a lo largo del país es que están recibiendo cuentas más altas”, afirmó en conversación con Lo Que Queda del Día.

La autoridad fiscalizadora explicó que el contexto se debe a que “cuando se inició la pandemia y el estado de catástrofe muchas compañías de luz, y también de servicios esenciales, debieron ajustar sus procesos”, como aquellos respecto a la lectura de los medidores, las cuales por normativa igualmente debían hacer llegar una boleta mensual a los usuarios “para que no se acumulen”, sentido en el cual se aplicó la llamada facturación provisoria, que cosigna “un promedio de los seis meses anteriores del cliente”.

Esa medida “ha dado origen a grandes problemas“, principalmente el que reclaman las personas actualmente: que han visto diferencias sustanciales en sus boletas nuevas, luego de que su compañía volvió a leer el medidor, en comparación a las anteriores.

Esto se debe a que, por ejemplo, “a clientes se les hizo promedios con lo que consumían en el verano, más luz (natural) y menos consumo”, en sus facturas provisorias en medio del invierno.

“Hace algunas semanas, Enel anunció que retomaba consistentemente el proceso de lectura, 120 mil medidores por día y tres días después de emiten las boletas, y ahí están apareciendo” clientes en cuyos promedios del verano “tenían algo menos de consumo que hoy”, por lo que el monto actual aumenta.

En ese marco, el superintendente explicó que “cuando se registra todo lo que consumía efectivamente, se coloca en la boleta, pero debe restarse en la línea de devolución de facturación provisoria todo aquello que se cobró de manera provisional“; no obstante, aunque “eso está generando en algunos clientes diferencias”, admitió que “no alcanzan a explicar las cifras” abultadas que se mencionan y “que habrá que verla muy en detalle”.

En el caso de los usuarios a los que “se les facturó provisoriamente más cuando estaban consumiendo menos, eso está en gran porcentaje regularizado, y aquel que no, tiene que hacer el reclamo para que se regularice y se devuelve en una cuota”.

EL LÍMITE DE INVIERNO

También ha habido reclamdos relativos al límite de invierno: “Para que un cliente pague tarifas de sobreconsumo tiene que aparecer en al boleta una línea que dice ‘electricidad consumida pro sobre el límite de invierno’, que también debe estar señalado. Y si no dice energía adicional no lo tiene”.

Sin embargo, sostuvo que “la Superintendencia emitió una nueva instrucción este año para que, a propósito de la facturación provisoria, no se acumule todo el consumo de invierno en el momento cuando se lee, sino que se distribuya ese consumo en todos los meses anteriores de manera de evitar que aplique la regla de sobreconsumo”.

En cualquier caso, Ávila recomienda “siempre reclamar primero a la compañía”, de forma tal que el monto respectivo quede “en disputa” en la Superintendencia, período en el cual no se puede cobrar. Asimismo, aconseja que los clientes “pidan por escrito” la respuesta de la empresa para que, si esta no es satisfactoria, pueda recurrir a la Superintendencia.

Finalmente, llamó a la tranquilidad ya que a los consumidores “no les van a cortar la luz, hay una instrucción de la Superintendencia y un acuerdo operativo desde marzo entre el Gobierno y las compañías”.

Primera Fuente